Arquitectura Mexicana/Pensamientos

Estela de Luz (?) ES-TELA de juicio

Hace poco recordé este desafortunado capítulo de nuestra historia, que aunque todos deseamos borrar de nuestra memoria, continuará presente por bastante tiempo como ejemplo de lo que “no se debe hacer”.la foto 1

Hace algunos años, alguna persona con poder e influencia (?), decidió que la Ciudad de México debía tener un icono urbano similar a las grandes Capitales, imagen paradigmática de un país que celebraba 200 años de Independencia. Capaz de fomentar los valores Patrios, unir el espíritu de un pueblo, reco

rdar y dignificar el pasado, promover una visión de futuro y por qué no, seducir y motivar al turismo.

Se dice que lo que mal empieza… mal acaba.

La idea inició con el pie izquierdo al no ser producto de un debate y/o referéndum… a quién le preguntaron?

Siguió una excluyente invitación a los que se consideraron “los mejores” despachos de Arquitectura, en lugar de una convocatoria abierta al talento Nacional.

La elección del sitio fue otra azarosa imposición que hubiera cobrado cierto valor al dejarla ser parte de la propuesta de los diseñadores.

Quién(es) decidieron la obra ganadora???, bajo qué requisitos?, quién se enteró de los criterios evaluativos?

El proyecto seleccionado podría haber unido a sus asociados en torno a una experiencia única de vida, sin embargo, desde el inicio entraron en conflictos internos difíciles de remediar.

El proyecto no alcanzó la altura, forma y funcionamiento originalmente propuestos.

La construcción tuvo un costo inverosímil que destapó la podredumbre y corrupción implícitas en este tipo de obras.

El desfase en tiempos de entrega nos hizo dudar si el monumento celebraba el Bicentenario o el Tricentenario de la Revolución.

La gran pregunta sin respuesta: por qué no revalorar los verdaderos iconos ya existentes, aquellos que la sabiduría popular ha posicionado con valor Patrio y que trascienden tiempo y fronteras: el Monumento de la Revolución, el Angel de la Independencia, la Avenida Reforma, Bellas Artes, etc etc.

Hace unos días paseaba por la hermosa avenida Reforma apreciando las nuevas formas que delinean el progreso de nuestra ciudad. A la lejanía descubrí dos finas y pequeñas agujas semejantes a la estructura de un display en etapa de desmontaje. Al afinar la vista, una punzada recorrió mi cuerpo, era la desventurada Estela de Luz que nos iba a proyectar hacia siglos venideros… lo que realmente se aprecia, es la corta visión y poca estatura de los promotores.

Afortunadamente, tenemos un país, una historia y, sobre todo, gente mucho más valiosa que los efímeros y frustrados sueños de grandeza de pequeños individuos. Para el Tricentenario de la Revolución, ninguno de nosotros va a estar presente en el evento, sin embargo seremos recordados –u olvidados– por nuestras acciones.

 

la foto 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s